fbpx Saltar al contenido

Nootrópicos naturales para estudiar y mantener tu mente sana

Es tiempo de exámenes y los niveles de estrés van en aumento mientras piensas que de estas calificaciones depende si recursas o no esa materia.

Los rumores de pasillo no hacen más que agravar el problema. No dejan de hablar de lo aterrador que este o aquel profesor es durante las evaluaciones.

No cabe duda de que la vida como estudiante puede ser muy abrumadora.

Se trata de estudiar largas páginas que parecen interminables, sintetizar y resumir todo el contenido, y aprender a distinguir lo verdaderamente importante. Si no logras concentrarte, se convertirá en una tarea titánica que tan solo te fatigara mentalmente.

Por esto es que existen los nootropicos, suplementos que funcionan a nivel cognitivo para darte una ventaja extra en el estudio. Son productos que producen efectos positivos sobre la memoria y concentración.

Suplementos inteligentes para estudiar

Muchos de los que han logrado éxito en sus años de estudiantes nos han revelado algunas de sus técnicas:

  • Una adecuada técnica de estudio
  • Buenos compañeros de estudio
  • Buena alimentación y hábitos del sueño

Y es que, si vemos de cerca, cada uno de estos tres pilares son fundamentales. Por ejemplo, entre las recomendaciones nutricionales, existen varios suplementos que podrían serte muy útiles. Entre ellos, los denominados nootrópicas naturales para estudiar; son totalmente legales y no tienen efectos adversos.

Pero, ¿qué son exactamente?

Los nootrópicos son un grupo de sustancias (medicamentos, nutracéuticos, y suplementos) que potencian cognitivamente al individuo.

Algunos son sintéticos, fabricados en laboratorios; están los derivados de raíces de plantas; y otros más primarios son las vitaminas que todos ya conocemos.

El objetivos de consumirlos será fortalecer la memoria y concentración. Además, muchos de ellos también mejoran el estado de vigilia y reducen la fatiga o embotamiento mental.

En este artículo te recomendaremos extractos naturales y suplementos alimenticios que harán la diferencia a la hora estudiar. También te mostraremos cómo algunos hábitos saludables pueden ayudarte a sentirte y estudiar mejor.

Vitaminas y minerales esenciales para el rendimiento académico.

El inicio de todo buen hábito de estudio es un buen soporte nutricional. Sin embargo, existen algunas vitaminas y minerales que no pueden faltar si deseas rendir al máximo en tus estudios. Son el complejo B, el calcio y el magnesio.

1. Vitamina B1 (Tiamina)

Esta vitamina es esencial para convertir carbohidratos en energía para el cerebro y el sistema nervioso. También interviene en la conducción de impulsos nerviosos, a través de los cuales viaja la información.

¿Qué ocurre cuando hay niveles bajos?

Se hace evidente lo necesaria que es la tiamina, ya que su deficiencia causa debilidad y fatiga. Puede causar confusión mental, problemas de habla, e incluso severos daños neurológicos (psicosis de Korsakoff y síndrome de Wernicke).

¿Cuánto debo consumir al día?

Para adolescentes y adultos, la referencia diaria de tiamina sería la siguiente:

  • Hombres de 14 años en adelante: 1.2 mg/día
  • Mujeres de 14 – 18 años: 1 mg/día
  • Mujeres de 19 años en adelante: 1.1 mg/día
  • Embarazo y lactancia: 1.4 mg/día

2. Vitamina B6 (Piridoxina)

Es vital para mantener la estructura y función de los nervios. Estos están revestidos por mielina, una especia de cubierta que los rodea para aislar y amplificar la señal eléctrica, como ocurre en los cables de electricidad. La mielina permite que las señales o impulsos nerviosos viajen muchísimo más rápido, y la vitamina B6 contribuye a la síntesis de esta sustancia.

Además, la vitamina B6 regula el metabolismo de los neurotransmisores, sustancias que permiten conectar a una neurona con la siguiente. Modula, por ejemplo, la serotonina, por lo que influye en el estado de ánimo. Por tanto, la piridoxina es esencial para mantener a raya el estrés, mejorar el sueño y evitar la depresión.

La vitamina B6 regula también otros neurotransmisores. Entre ellos, la dopamina, adrenalina, noradrenalina y GABA. Todos ellos intervienen en el aprendizaje a través de la corteza prefrontal.

¿Qué ocurre cuando hay niveles bajos?

Como es de esperarse, la deficiencia de vitamina B6 se presenta con alteraciones neurológicas. Por ejemplo, causa inflamación de los nervios, dolor de origen nervioso en los brazos y las piernas, y la enfermedad genética sensible a la piridoxina en niños, que causa retardo mental y otras consecuencias desafortunadas.

Además, bajos niveles de esta vitamina causan cansancio como consecuencia de un tipo de anemia llamada sideroblástica.

¿Cuánto debo consumir al día?

Para adolescentes y adultos, la referencia diaria de tiamina sería la siguiente:

  • Hombres de 14 a 50 años: 1.3 mg/día
  • Hombres mayores de 50 años: 1.7 mg/día
  • Mujeres de 14 a 18 años: 1.2 mg/día
  • Mujeres de 19 a 50 años: 1.3 mg/día
  • Mujeres mayores de 50 años: 1.5 mg/día
  • Embarazadas: 1.9 mg/día y 2.0 mg/día durante la lactancia

3. Calcio y magnesio

Son dos metales casi inseparables, y dos de los minerales más importantes en nuestro cuerpo. En el cerebro, el calcio y magnesio regulan las señales nerviosas. Actúan en la membrana de la célula y la estabilizan. Por eso, reducen el estrés y la ansiedad, promoviendo la liberación de neurotransmisores.

El calcio es esencial para liberar glutamato, el neurotransmisor que potencia y mantiene las señales nerviosas asociadas a la memoria, y regulando la estimulación nerviosa. Por otro lado, el magnesio interviene en la formación de neuromoduladores, actuando como energizante para el organismo.

¿Qué ocurre cuando hay niveles bajos?

Los niveles bajos causan todo un grupo de problemas en el sistema nervioso: Adormecimiento de los dedos y alrededor de la boca, hormigueo, somnolencia, debilidad, calambres musculares, y en casos muy graves, convulsiones y arritmias cardíacas.

¿Cuánto debo consumir al día?

Calcio:

  • De 19 a 50 años: 1,000 mg/día
  • Más de 50 años: 1,200 mg/día
  • Embarazadas: 1,000 mg/día

Magnesio:

  • De 14 a 18 años (hombres): 410 mg/día
  • De 14 a 18 años (mujeres): 360 mg/día
  • Hombres adultos: de 400 – 420 mg/día
  • Mujeres adultas: de 310 – 320 mg/día
  • Embarazadas: de 350 – 400 mg/día y 310 – 360 mg/día durante la lactancia

Extractos naturales para potenciar tus estudios

Partiendo de una excelente nutrición, hay algo más que puedes hacer si lo que quieres es marcar la diferencia y lograr un rendimiento académico excepcional. Puedes utilizar algunos de los nootrópicos naturales más efectivos para estudiar a base de plantas y muy seguros y eficaces. Hablaremos a continuación de los 7 mas importantes.

1. Ginkgo biloba

Es muy reconocido y aclamado como uno de los oxigenantes cerebrales naturales más potentes. Se debe a que estimula la circulación sanguínea en el sistema nervioso central. Según el Physicians Desk Reference norteamericano y la Comisión de Expertos de Alemania, potencia la capacidad mental a través de dos principios activos:

  • Ginkgo flavonglicósidos
  • Terpenolactonas

Estos previenen el daño a las neuronas por radicales libres (estrés oxidativo) que lleva a toxicidad y muerte neuronal. Además, estabiliza la membrana celular, mejora el metabolismo cerebral, y con ello la capacidad de concentración, atención y memoria.

Dosis recomendada como nootrópico: 60 mg/día (2 cáps de 30 mg)

2. Ashwagandha

La Ashwagandha es otra planta natural, muy popular en la medicina ayurvédica (medicina tradicional de la india).

Nos ayuda con la energía, el cansancio y a incrementar nuestra concentración. Como adaptógeno, estabiliza la hormona de cortisol, disminuyendo el exceso de estrés para sobrellevarlo en mejor condiciones.

Dosis recomendada como nootrópico: 300 mg, 2 veces por día (extracto de raíz de ashwagandha)

3. Rhodiola rosea

La Rhodiola rosea o raíz ártica es muy apreciada por sus efectos adaptógenos. Nos ayuda a combatir los síntomas de depresión y estrés

Si sufres de ansiedad y te estresas fácilmente, esto puede provocar una baja energía mental acompañada con problemas para concentrarte. En ese caso, esta planta puede servirte de utilidad y ayudarte a sobrellevar mejor fechas importantes de exámenes.

Dosis recomendada como nootrópico: 300 mg/día

4. Leuzea carthamoides

Según el Dr. Antoshechkin, Ex Director del Programa Espacial Soviético y miembro activo de la Academia de Ciencias de Nueva York, esta planta tiene las siguientes aplicaciones:

  • Incrementa el metabolismo celular de energía luego de actividades agotadoras.
  • Restituye las reservas de energía en sentido físico y mental.
  • Mejora la circulación y contrarresta la falta de oxígeno al cerebro.
  • Aumenta la concentración, la memoria y el tiempo de reacción neurológica.
  • Contribuye a mejorar los trastornos del sueño.

Estos efectos son llevados a cabo a través del kaempferol (un flavonoide) y de lignanos con gran potencial antioxidante y estimulante. Además, contiene ácidos grasos orgánicos, como el ácido tartárico, que reduce la transformación del exceso de carbohidratos en grasa.

Dosis recomendada como nootrópico: 400 mg/día

5. Gotu kola (centella asiática)

Es uno de los mejores nootrópicos para estudiar, ya que aumenta los niveles cerebrales de GABA (ácido gamma aminobutírico). Este es el principal neurotransmisor inhibidor en el SNC, y regula la cantidad de varios otros como la noradrenalina, la serotonina y glutamato (el principal neurotransmisor exitatorio). En conjunto, estas sustancias intervienen en la función de aprendizaje, memoria y atención en estructuras cerebrales como el sistema límbico.

El Gotu kola evita la neurotoxicidad inducida por exceso de glutamato. Esto es común en situaciones de estrés tanto mental como físico. También cuenta con acciones ansiolíticas y anticonvulsivantes por las propiedades del GABA.

Por todo ello el Physicians Desk Reference norteamericano destaca que la centella asiática modula el proceso neuroquímico de enseñanza y aprendizaje.

Dosis recomendada como nootrópico: 400 mg/día

6. Melena de león

La melena de león (Hericium erinaceus) es un hongo usado en la medicina china y cuenta la leyenda que otorga «nervios de acero y la memoria de un león«.

Según estudios, se sabe que existen más de 70 compuestos bioactivos en la melena de león. Estos tienen beneficios sobre la memoria y el aprendizaje, promoviendo el proceso llamado “neurogénesis”.

La neurogénesis es el proceso de creación de nuevas neuronas, algo que se creía impensable hasta el siglo pasado.

Dentro de los compuestos bioactivos, encontramos las hericénonas y erinacinas, las cuales tienen como función curar y proteger las células nerviosas y estimular el crecimiento de otras nuevas.

Otro compuesto importante es la amycenone, muy eficaz para tratar los trastornos del sueño, trastornos cognitivos y de ansiedad, depresión y la esquizofrenia.

Dosis recomendada como nootrópico: 1-2 gr/día

7. Bacopa Monnieri

La bacopa es otra hierba adaptogénica que se viene usando hace tiempo en la medicina tradicional de India como un potenciador y protector cognitivo.

Los bacosides son el componente principal de este suplemento, estos ayudan a aumentar la tasa de transferencia de impulsos eléctricos en el cerebro para obtener una mejor sinapsis. Como resultado, obtenemos una mejor y más rápida habilidad de aprendizaje y de memoria.

Por otro lado, en los bacopa tenemos un componente llamado hersaponins que nos proporciona un relajante efecto en el cuerpo, ayudando a reducir la ansiedad y promover un mejor sueño, como también aliviando síntomas de depresión.

Dosis recomendada como nootrópico: 500 mg/día con un mínimo de 20% bacosides

Otro aliado de los estudiantes es un buen hábito

Además de las pastillas para la memoria y la concentración, se ha demostrado un mejor rendimiento académico si realizas actividad física aeróbica durante un mínimo de 30 minutos diarios, 5 veces por semana. Este tipo de actividad ayuda a la socialización, mejora la autoestima, y mantiene en buena condición la salud física y mental.

Como estudiante, te sentirás mejor y más relajado si aprendes a administrar bien tu tiempo. No dejes nada a última hora, alterna tiempos de estudio con períodos cortos de descanso, y rodéate de un grupo de estudio pequeño que te ayude a mantenerte concentrado en vez de contribuir a la postergación de los deberes.

Si lo haces y combinas un buen hábito con un par de nootrópicos naturales para estudiar, tu rendimiento comenzará poco a poco a mejorar y podrás disfrutar más de esta etapa de vida en la escuela o universidad.

Si el articulo te sirvio, ayuda a que otros también lo puedan ver! 😊

shares