fbpx Saltar al contenido

Nootrópicos Ansiolíticos

En el año 2017 la Organización Mundial de la Salud reportó que más de 260 millones de personas en el mundo padecen ansiedad en alguna de sus variantes. Muchos de ellos son jóvenes en su etapa de estudiante.

Normalmente se suele prescribir ansiolíticos para tratar los sintomas de estres y ansiedad. Son un grupo de medicamentos diseñados para disminuir o eliminar los síntomas de la ansiedad de forma rápida y efectiva.

Ejemplos de ansiolíticos son:

  • Las benzodiacepinas (alprazolam, bromazepam, oxazepam, diazepam, entre otros)
  • Los antidepresivos (fluoxetina, venlafaxina, amitriptilina, clomipramina, entre otros)
  • Los medicamentos antipsicóticos (quetiapina, risperidona, olanzapina, entre otros)
  • Buspirona
  • Barbitúricos, como el fenobarbital
  • Antihistamínicos, como el hidróxido a y la difenhidramina (con más acción sedante que ansiolítica)

Cada uno de ellos actúan en zonas específicas del Sistema Nervioso Central y se suelen complementar con terapias psiquiátricas.

Una mejor alternativa a los ansiolíticos ✨

Los ansiolíticos son fármacos complejos que pueden causar adicción, provocar varios efectos secundarios y hasta agravar el cuadro de ansiedad.

Por lo tanto, una mejor alternativa la podemos encontrar en los nootrópicos naturales con efectos ansiolíticos.

Si quieres saber un poco más acerca de los nootropicos, te recomiendo la guía básica de nootrópicos que escribí en el blog.

Nootrópicos con acción ansiolítica

Te comparto a continuación una serie de agentes nootrópicos que, además de mejorar tu desempeño cognitivo pueden también mejorar tu ansiedad sin incurrir en los efectos adversos de los fármacos ansiolíticos.

Teanina

También llamado L-Teanina, es un nootrópico capaz de producir efectos calmantes y sensación de sosiego, disminuyendo la tensión mental y física. Logra este efecto al aumentar los niveles de GABA estimulando su producción en el cerebro.

Sin embargo, sus bondades no se limitan a este único neurotransmisor. También tiene acción sobre la serotonina y la dopamina, con lo cual mejora el estado de ánimo y potencia las facultades cognitivas (la atención y la concentración).

Cisteína

Lo puedes encontrar también como N-Acetilcisteina. Es un precursor de glutatión, la sustancia con mayor poder antioxidante que existe. Por ese motivo, se prescribe en la intoxicación con acetaminophen y paracetamol, pero la lista de beneficios se extiende, y no tiene mayores efectos adversos.

Estudios neuropsiquiátricos han resaltado el papel de la N-Acetilcisteína en pacientes con TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad). Los resultados, más que alentadores son sorprendentes: mejora la atención e inteligencia de estos pacientes y disminuye la agitación (angustia) corporal.

Por si fuera poco, se ha estudiado también su efecto en la ansiedad y depresión, encontrando actividad ansiolítica y antidepresiva de moderada intensidad. Se cree que su efecto se debe a una mejora en el aprovechamiento y uso de la energía por parte de las neuronas, junto al efecto antioxidante que protege el funcionamiento neuronal.

Aniracetam

En Europa, es un medicamento que puede venderse con indicación médica. Posee tres estudios experimentales en animales que demuestran el poder que tiene como ansiolítico.

Además de ser ansiolítico, actúa en los procesos neuronales de memoria. Aumenta la acetilcolina y regular la acción del glutamato en zonas cerebrales que intervienen en la enseñanza/aprendizaje. También tiene efecto protector sobre las neuronas ante toxinas internas o externas. Además, estimula la creación de nuevas conexiones entre neuronas, facilitando el aprendizaje y disminuyendo los niveles de estrés académico.

Fenibut

Es una sustancia proveniente del neurotransmisor GABA, muy similar en su estructura. Las modificaciones que tiene le permiten atravesar los vasos sanguíneos del encéfalo para penetrar en el interior del cerebro.

Posee acciones nootrópicas y tranquilizantes inferiores a las de las benzodiacepinas, pero con buenos efectos clínicos. Se puede utilizar, por ejemplo, en casos de estrés postraumático, ansiedad, insomnio, entre otros. Además, exhibe efectos positivos sobre el estado de ánimo y la motivación.

En E.E.U.U. y Europa el Fenibut es comercializado y permitido como suplemento alimenticio y deportivo por su acción inhibitoria sobre la fatiga. Recientemente se ha descubierto su similitud con otros medicamentos para tratar las convulsiones (pregabalina y gabapentina) con efectos idénticos a estos.

Calcio y Magnesio

El calcio es un ion que estabiliza la membrana de las neuronas, impidiendo que otras señales nerviosas lleguen y sobrecarguen a las neuronas de impulsos. En otras palabras, calma nuestra mente y nos permite tener mayor continuidad y coherencia en nuestras ideas. De esta manera, provee acción contra la ansiedad y el estrés.

Si de modulador de las señales nerviosas hablamos, el magnesio es uno de los mejores. Es especialmente útil tomarlo en la mañana y la noche, teniendo doble acción ya que energiza y calma a la vez. De esta forma, estimula la atención y la memoria pero sin causar estrés o ansiedad.

Piridoxina

También llamada vitamina B6, es un nootrópico que interviene de manera importante en el metabolismo de la serotonina. Este neurotransmisor es importante en situaciones de estrés, por lo que la piridoxina tiene excelentes resultados en casos de ansiedad, depresión e insomnio.

Sin dejar de mencionar importante papel en la formación de GABA, epinefrina, norepinefrina y dopamina. Gracias a ella se absorbe magnesio y cianocobalamina (vitamina B12), que disminuye el cansancio y la fatiga consecuencia de la ansiedad.

Gotu Kola

La famosa centella asiática no se queda atrás en su acción potenciadora sobre la memoria y la atención. Además de eso, ha demostrado contundentemente aumentar los niveles de GABA en el cerebro, evitando con ello los episodios agudos de ansiedad.

También reduce la toxicidad de las neuronas inducida por la demanda tan alta de energía que el estrés/ansiedad impone sobre ellas. Esto lo hace mediante la regulación de otros neurotransmisores y por su capacidad antioxidante. Todo esto ha permitido su utilidad en cuadros de ansiedad y problemas de aprendizaje graves, como el TDAH.

Bacopa monnieri

Existen ya estudios en humanos en los cuales se ha demostrado el poder ansiolítico del extracto de esta planta. Pero además de eso posee acción anticonvulsivante, siendo capaz al igual que las benzodiacepinas de eliminar una crisis de convulsión.

Los bacósidos son los responsables de su acción nootrópica sobre las señales nerviosas que facilitan y estimulan la memoria a largo plazo, la capacidad de intelecto y el aprendizaje. Ha sido evaluada en pacientes con Alzheimer con muy buenos resultados hasta ahora.

Ginseng indio

Esta planta de poderoso efecto sedante/relajante realmente se denomina Withania somnifera, en sánscrito sería Ashwagandha (que significa aroma de caballo), por su particular olor.

Es tan notable y evidente su efecto que en la biblioteca nacional de medicina de los E.E.U.U resaltan su uso en ansiedad, trastorno bipolar, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), trastorno obsesivo compulsivo (TOC), insomnio, y la enfermedad de Parkinson.

El Ginseng indio también se usa para disminuir los efectos secundarios de la medicación contra el cáncer y la esquizofrenia. Estimula las neuronas dañadas e influye sobre la secreción y acción de la acetilcolina mejorando la memoria y concentración, incluso en el Alzheimer.

Rhodiola rosea

Investigadores rusos han destacado la capacidad de la Rhodiola rosea para incrementar la resistencia ante una variedad de agentes estresantes tanto emocionales como físicos. Este nootrópico regula y estimula el sistema nervioso central, disminuye la fatiga, entre otras interesantes propiedades.

Regula los niveles de adrenalina, noradrenalina, y dopamina, además de inhibir la liberación y acción de cortisol (la hormona del estrés). Por eso, es un ansiolítica que actúa de forma dual: tiene acción sobre los síntomas psicológicos (miedo, desasosiego, entre otros) y sobre los síntomas físicos (palpitaciones, dolores de cabeza, sensación de ahogo y problemas digestivos). Como si fuera poco, también tiene capacidad estimulante sobre el SNC y un increíble poder antioxidante.

En resumen

Aunque no tengas prescripción para tomar un fármaco ansiolítico, no te pierdes de nada. Los nootrópicos también pueden ayudarte con su acción ansiolítica y a evitar desagradables efectos secundarios.

Para aquellos que son estudiantes, tendrán el plus de mejorar la concentración en los estudios y dejar de lado el estrés universitario.

Espero que les sirva la información compartida. Cualquier consulta o duda la pueden hacer en la caja de comentarios 😁.

Si el articulo te sirvio, ayuda a que otros también lo puedan ver! 😊

shares